La información…¿por qué gestionarla?

Se suele afirmar que en la actualidad vivimos inmersos en la “Sociedad de la Información“, una nueva sociedad en la cual la economía deja de basarse únicamente en la producción de bienes o servicios para pasar centrarse en la generación, el procesamiento y la transmisión de la información, actividades que se convierten en las fuentes de productividad y poder. Beatriz Cebreiro López dice que esta sociedad se caracteriza por:

  • El cambio continuo y la incertidumbre, cuestiones que plantean la necesidad constante de tomar decisiones
  • Nuevas condiciones sociales, políticas y económicas que implican también un cambio en el sistema de valores (la globalización, por mencionar la más importante)
  • Mayor relevancia de los cambios relacionados con el mundo económico y las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs)
  • El papel determinante de las TICs transformando a todos los sectores de la sociedad y configurando las culturas, dinámicas sociales, estructuras laborales y la economía.

La información juega un papel decisivo en las empresas y destinos turísticos, es de indudable valor para la adopción de decisiones. La información también ha sido definida como un recurso para las organizaciones, ya que éstas dedican una parte importante de su tiempo para obtenerla y procesarla, es un bien costoso y se emplea y procesa de forma similar a otros recursos de la organización (capital, energía, personal, etc.), esto es, con un fin de uso.

Al igual que a otros recursos de las organizaciones, la información debe ser gestionada, es decir, se deben garantizar mecanismos que permitan adquirir, producir y transmitir, al menor costo posible, datos e información con una calidad, exactitud y actualidad suficientes para servir a los objetivos de la empresa.

Cuando hablamos de gestionar información, no la entendemos en su sentido estrecho, es decir, como señales o mensajes sino en un sentido más amplio, vinculado a la información como un proceso que involucra al sujeto y su capacidad de comprensión y procesamiento de los datos. Además es importante considerar que el proceso de información está condicionado por el contexto social y por las propias motivaciones y expectativas de la persona que desea informarse.

Las funciones básicas de la Gestión de la Información son la gestión de las Tecnologías de la Información y Comunicación (computadoras, programas informáticos, telecomunicaciones, etc.), la gestión de los Sistemas de Información y por último la gestión del conocimiento de la organización.

Funciones de la Gestión de la Información

Funciones de la Gestión de la Información

La información y el conocimiento son recursos que no sólo nos permite interpretar nuestro entorno, sino también nos da la posibilidad de actuar. Para gestionar el conocimiento se necesita de tecnologías (TICs) que permitan generar sistemas para integrar y administrar tanto a la información como a las personas que forman parte de la organización.

¿Cómo gestionan la información las empresas turísticas? ¿qué tecnologías utilizan? Los invitamos a contarnos sus experiencias a través de comentarios, dejando algunas respuestas para futuras notas del blog.

Anuncios