Las NTIC y el turismo. Análisis de caso: establecimientos de turismo rural de Patagonia Norte.

Por Diego Rodil drodil@correo.inta.gov.ar

Síntesis de trabajo final asignatura Información en Turismo, Maestría en Desarrollo Turístico Sustentable, Universidad Nacional de Mar del Plata. Invitado a publicar  en este blog por Marina Zanfardini, docente a cargo de la asignatura.

En las últimas décadas el espacio rural ha ido evolucionado de la mano de las nuevas tecnologías y la globalización hasta adquirir nuevas funciones, que superan la idea del espacio aislado y agrícola para dar lugar a un espacio inserto en una dinámica productivista, comercial y económica-agroindustrial de diversificación ocupacional. Este nuevo escenario ha contribuido a la puesta en valor de recursos ignorados o poco considerados, que a través de diferentes estrategias reorientan la innovación, la formación de capital humano, así como la consolidación de un tejido socio-productivo rural-urbano (Nogar, 2010).

La aparición del turismo rural responde a una demanda urbana creciente, asociada a la perdida de seguridad y calidad de vida en las grandes ciudades. Al mismo tiempo, este vínculo urbano – rural también se vio favorecido con el surgimiento de las NTIC (nuevas tecnologías de la información y la comunicación). Hoy los espacios rurales que más desarrollaron ofertas relacionadas al turismo rural, son los que cuentan con conexión a Internet y señal de telefonía móvil. Como contraparte, esto separa más la brecha con los espacios que no poseen estos adelantos, haciendo visible una de las críticas que se le hace a la sociedad de la información, que la posiciona como una forma más de exclusión, a la que sólo pueden acceder una minoría rica que vive en los países más desarrollados (Kofi Annan, 2000).

Los cambios de paradigma son fundamentales para entender la dinámica actual de la economía. “La información y las comunicaciones han desplazado en importancia a las demás áreas económicas, pues es claro que quien tiene la información, la tecnología y las habilidades para aprovechar esta conjunción, podrá producir mas y en condiciones de mayor ventaja competitiva” (Aguadero Fernández 1997 EN Reusser Monsálvez 2003). Estos cambios están teniendo gran influencia en el desarrollo del turismo, modificando las tendencias del sector ante las demandas de un mercado que requiere concepciones más personalizadas y flexibles del producto turístico.

Este trabajo pretende reflexionar sobre el uso que se hace de las NTIC en los valles irrigados de Patagonia Norte y colaborar en la mejora y adaptación de estas tecnologías, de acuerdo a las necesidades de los actores rurales involucrados en la actividad turística. Para el estudio se seleccionaron siete establecimientos de turismo rural, a través de un muestreo de tipo intencional. El mismo busco presentar la heterogeneidad existente, dando prioridad a los establecimientos con los que trabajó el autor desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

A partir de este primer análisis, realizado a través de Internet y entrevistas personales, surge como primera conclusión que el uso que se hace de las NTIC en la región es limitado y se circunscribe a las tecnologías más probadas y difundidas. Todos cuentan con señal de celular y conexión a Internet. A pesar de que en algunos casos ésta sea deficiente, representa un avance importante frente al aislamiento que siempre caracterizo a los espacios rurales.

Todos tienen página web o blog menos dos establecimientos. Las páginas web existentes son, en general, muy elementales. Están hechas con la lógica del folleto, y responden a una comunicación unidireccional. A pesar de que la mayoría hace uso de las redes sociales, se trata de acciones aisladas y no puede afirmarse que responda al modelo web 2.0 ya que sus páginas web no presentan un diseño centrado en el usuario y no estimulan la interacción.

Ya se destaco la importancia de la información para la actividad turística. Con respecto al turismo rural un estudio de demanda del PRONATUR (Programa Nacional de Turismo Rural), expresa que el 85% de los consumidores de productos de turismo rural acceden por Internet. Este dato lleva a suponer que se están desaprovechando las posibilidades que da este medio de comunicación.

Pocos clasifican la información de contacto de sus clientes y la aprovechan para mantener el vínculo. Solo 3 de los 7 casos estudiados realizan acciones de e-mailing. La misma proporción estimula el uso de GPS y/o usa Google maps o similar.

Se observa poco uso de la publicidad en la web, pero en los dos casos detectados, se trata de una publicidad dirigida y segmentada, que según manifestaron los propietarios, les da muy buenos resultados, logrando captar nuevos clientes. Pero no se consideran otras opciones como la publicidad contextual en Google y en Facebook, por ejemplo.

Las redes sociales han contribuido a que la forma de hacer marketing y publicidad haya cambiado y evolucionado. Ahora las empresas tienen la posibilidad de conocer fácilmente los gustos de sus clientes y comunicarse con ellos de una manera rápida y eficaz. Con respecto a esta práctica dentro del grupo seleccionado predomina el uso de Facebook, aunque solo se detecto un establecimiento que lo tiene incorporado dentro de su página web y que ofrece promociones.

Por último, ninguno de los establecimientos estudiados ofrece la opción del e-comerce. Esto se entiende por la reticencia que todavía presenta el mercado argentino, pero considerando los avances que se vienen dando en este medio de pago, es interesante tenerlo en cuenta, en especial para los servicios de alojamiento.

A modo de recomendación, se puede comenzar mejorando el diseño de las páginas web existentes, haciéndolas mas atractivas con videos y fotos mas dinámicas, incluyendo foros de opinión, links de interés, con todo lo que aporta el modelo web 2.0. En el caso de las Asociaciones creadas como la Ruta del Vino de Río Negro, debería contar con una página asociativa, para facilitar la comunicación y otorgarle al usuario la posibilidad de encontrar una combinación de ofertas turísticas en un solo sitio.

Quedo claro en el estudio que los canales por excelencia de la distribución turística están en la web, ya que facilitan concepciones más individualizadas y personalizadas del viaje turístico. Este dato corroborado por la estadística del PRONATUR, refuerza la necesidad de brindar desde el Estado Nacional un programa de capacitación y asistencia técnica que mejore el acceso a las NTIC.

En definitiva, las NTIC representan una gran oportunidad para el desarrollo del turismo rural en la región, pero requieren para lograr un mayor impacto, ser aprovechadas de manera asociativa. Para lograrlo se deberá contar con el trabajo coordinado de la mayor cantidad de actores, incluyendo organismos del estado como el INTA, áreas de turismo municipal, provincial y nacional, y las Universidades.

Bibliografía
Estudio de la demanda de Turismo Rural en Argentina. Proyecto Nacional de Turismo Rural (PRONATUR). Buenos Aires, diciembre de 2009.
Kofi Annan (2000). Nosotros los pueblos: La función de las Naciones Unidas en el Siglo XXI. http://www.un.org/spanish/milenio/sg/report/full.htm visitado el 4 de nov de 2011.
Nogar, Graciela y Jacinto, Guillermina (2010). Los espacios rurales: aproximaciones teóricas y proceso de intervención en turismo rural. La Colmena, Buenos Aires.
Reusser Monsálvez, Carlos (2003). ¿Qué es la Sociedad de la Información? en Revista Chilena de Derecho Informático N° 2. Universidad de Chile, Santiago de Chile.

Anuncios